5 de febrero de 2013

La Resurrección, por fin "pastoral".

A la hora de escribir esta entrada, 3 de febrero de 2013, aún los hermanos desconocemos si hay decreto arzobispal para la imposición del horario o se respeta la decisión de un Cabildo soberano. Ésta entrada he querido que tuviera unos días de maduración y, sobre todo, estuviera alejada de los sentimientos del momento y de la réplica a los medios de comunicación que, en este caso, han hecho una gran labor desinformativa (a excepción, quizás por los vínculos de cariño que nos tiene, Fernando Argüelles que en Semana Santa del portal del Ideal ha expresado la noticia como se debe tratar por un medio, sin entrar a valoraciones personales... salvo que quieran dar gato por liebre y estemos ante tribunas de opinión camufladas bajo la sección noticias).
Dado que en el momento que esta entrada, opinión personal del blogger, la resolución de la mañana o tarde será pública, como hermano, habré cumplido la petición de nuestro Consiliario de no dar réplica a los medios y mantener absoluta discreción sobre cuestiones relacionadas con el horario matutino; a pesar de saber que el "pobre" comunicado de la Junta de Gobierno (que no obedece a lo que dictaminó el Cabildo y las excusas con las que elude la Hermana Mayor elude de forma pública el mandato de los hermanos) daba pie a las múltiples deformaciones de la realidad que han publicado los medios... y que incluso podían originar una visión no muy clara del asunto al Sr. Arzobispo, pues con esa tibieza y medias verdades (contrarias a la Caridad) y cuya decisión fuera tomada sin tener conocimiento del sentir unánime de un Cabildo.
Pues las cosas desde primera hora estaban claras: la pretensión de secuestro de un Cabildo por intereses muy particulares dentro de nuestra Semana Santa. Un debate que abrieron desde una corporación y en la que Federación dejó de velar por los intereses de todas las corporaciones para plegarse a esos intereses y, como mera correa de transmisión, pasar por el rodillo a una Hermandad.
Porque sí, es cierto: el Sr. Presidente fue a una Junta de Gobierno para que los oficiales respaldaran sólo la opción de la mañana sin dar voz a los hermanos; luego, intentó plegar el voto de los hermanos para que en el Cabildo sólo salieran por la mañana... pero lo que tiene el hecho de no redactar preciso, para evitar filtraciones, dio pie a que se nos convocara a votar el horario de salida, sin más, y pese a los intentos de manipular y cercenar la soberanía del Cabildo, al estar recogido en el orden del día la decisión fue clara: permanecer en horario de tarde. Y no por mayoría, señores periodistas. Unanimidad en todos los hermanos que componen el Cabildo que no son miembros de Junta de Gobierno; y entre los miembros de la Junta de Gobierno, la mayoría; y todo pese a que no iba a haber libertad de voto y algunos miembros de la Junta de Gobierno se ausentaron para no votar un paso a la mañana. Éstas son las cifras y esta es la verdad más clara, como la luz de una mañana de Pascua de Resurrección.

Sr. Presidente de la Federación, ¿Esta Hermandad al completo es la que quería Vd. amordazar? ¿Ésta es su forma de gestión y defensa de las Hermandades? ¿Para que nos vale una institución y un cargo como el suyo cuya única finalidad es silenciar a toda una Hermandad?
Hermanos de la Resurrección que estáis en la Federación, ¿compartís esta forma de actuar?

Como empezamos el Cabildo, y sostengo desde esta tribuna, tenemos que dar gracias a Dios porque tenemos un Sr. Arzobispo que, con aciertos y errores, es una persona de gran formación y profunda religiosidad; es más, mantuve ante el mismo Consiliario y Cabildo que me parece que aspira a la santidad y al recto gobierno de la Archidiócesis... pero que en este asunto, no ha contado con todos los pareceres ni con una completa información, que podría haber obtenido de primera mano viniendo a su casa, nuestra Casa de Hermandad, el día del Cabildo.
Como ocurrió con el anterior presidente federativo (ex Hermano Mayor de Regina Mundi), al que por dos veces al menos dijimos no, si todos los días al Sr. Arzobispo le susurran la grandeza de concentrar las procesiones en la mañana... antes o después no lo ve con malos ojos; y si las insistencias siguen, antes o después lo ve como una iniciativa pastoralmente provechosa.
Por tanto, los actores de este "teatro" ya están en escena; hagamos memoria: todo empieza como una salida hacia adelante de una Hermandad que no termina de cuajar, que  sufre una profunda crisis de identidad y hasta de gobierno, que termina por unir dos pasos en un misterio de la Asecensión (que procesiona cuarenta días antes en la jornada de Resurrección) y que en una Parroquia céntrica se asienta provisionalmente en acompañamiento en su discurrir por las calles, el que no tenía por la tarde, por el hecho de participar del tirón cofrade de los Facundillos; unos presidentes Federativos de su entorno; un Sr. Arzobispo donde el tema cofrade, entendemos que no es el principal quebradero de cabeza para su gobierno, y que "se deja llevar"; y una Hermandad que, tras un relevo electoral, se encuentra en una situación más débil (cuatro juntas de gobierno en cuatro años, pérdida de peso de sus oficiales en vida parroquial y en la capacidad de argumentar razonadamente los deseos de los hermanos, etc.) y que, unida a una situación económica delicada, se antoja "presa fácil", más en año electoral. Año electoral en el que se han ratificado hermanos activos en contra de las propias normas internas de la corporación... y a lo que hemos protestado internamente.
Todo pintaba bien para el Sr. Presidente de Federación, para el Consiliario y para la Hermana Mayor, pero los hermanos supimos "dar razón de nuestra esperanza" y unánimemente nos levantamos frente al sinsentido, la imposición, el veto. Con este revés sufrido, Sr. Presidente, ¿No piensa Vd. en lo nefasto de su gestión en este tema tan delicado para el futuro de una Hermandad? ¿Qué piensa Vd. cuando es parte de un intento de veto a unos hermanos de una corporación a la que Vd. debe defender? ¿Tiene la conciencia tranquila?
Es verdad que estamos en la tierra del chavico, y qué mejor chavico para llevarse al bolsillo que el prestigio social de ser un presidente federativo que pasará a la historia de la Semana Santa granadina como un títere que no cumplió con la defensa de los intereses de una de las corporaciones que debía amparar... además de por su forma de llegar al gobierno (legítima y que razones tendría el Sr. Arzobispo) por la injusticia cometida por acción (en unos temas) y por omisión (en otros).

¿Cómo más se coacciona a un Cabildo? Indicando que contraveniendo los deseos del Sr. Arzobispo se rompía la unidad de la Iglesia que peregrina en Granada. ¡Sí señor! Verídico, como diría Paco Gandía q.e.p.d.
En plena semana de la unidad de los cristianos, se pretendía ejecutar una acción que fracturaba a una parte de la Iglesia y amparándose en una lectura sesgada del Evangelio y la pastoral de estos días. Ese fue nuestro rezo de preces y punto reflexivo: unidad acrítica.
Y así se lo hice constar al Sr. Consiliario y a la Sra. Hermana Mayor: "Ni Vd., ni Vd. (señalándolos con el  dedo índice) van a cuestionar mi grado de adhesión a la fé católica, a la unidad de la Iglesia; porque en este simple tema de la hora de una procesión nuestra discrepancia no va en contra de la fe ni de la costumbres. Y que el cristianismo acrítico que mientan, como poco, no es católico; ese clericalismo nunca ha llevado a buen puerto a la Iglesia, no se entiende como católico y basta con dar una lectura a santos de la Iglesia que han tratado el tema".

A la pregunta de cual o cuales son la razones pastorales. Sin respuesta. No las hay. Ni me temo que las habrá...
¿Es pastoral que una Parroquia en un día como el Domingo de Resurrección deje de celebrar la Santa Misa reduciendo el número de celebraciones? ¿O que se suprima hasta una Misa en la Catedral? Pues debe serlo (como irónicamente expresé en el Cabildo, "la supresión de homilías puede ser en ocasiones un bien para la feligresía").
¿Es pastoral que una pública manifestación de fe se vea relegada a un horario que perjudica en su participación a los hermanos y en su contemplación? ¿Es pastoral un horario que perjudica a nuestras camareras y a los hermanos más pequeños de la corporación? Pues debe serlo.
¿Es pastoral, siguiendo lo acontecido con la Resurrección, que una procesión con la Burriquilla procesione en la tarde y no en la mañana? ¿Es pastoral y litúrgico una Piedad procesionando mientras la Iglesia en Granada celebra la Gloriosa Resurrección de Cristo? ¿Es pastoral una Santa Cena fuera de un Jueves Santo? Pues debe serlo; no debe suponer problema pastoral alguno, como que los horarios de las procesiones del Jueves Santo no permitan participar de los Oficios...

Como deseo final, espero que el Sr. Arzobispo no se lamente, cuando esté en otra Diócesis, como su predecesor en el caso de la Hermandad del Nazareno, aunque sin haber llegado a tan drástica decisión:

En el año 2001, la Hermandad del Nazareno era suspendida (Estación de Penitencia y funcionamiento ordinario de la misma) un Viernes de Dolores. Un año después, Su Excelencia, entonces Arzobispo de Granada y hoy Cardenal y Primado de España, Antonio Cañizares, venía a reconocer que se sintió engañado y los argumentos que le dieron le parecieron tan sólidos, que al desconocer toda la verdad, obró así, de lo que se arrepentía. Dejémoslo en anécdota, pero nadie me rebata lo que escucharon mis oídos. Así de claro. Bien, la segunda en la frente la hemos vivido hace unos días, con un decreto por el que se impone un Presidente de Federación, creando donde no lo hay, un problema. ¿Alguien se cree que esto obedece a un instinto y decisión del propio arzobispo? El que se lo crea, que vaya enterándose que el “Ratoncito Pérez” no existe. Siento ser así de duro, pero ni existe la voluntad, motu propio, de don Francisco Javier, ni el afamado dispensador de regalos a cambio de dientes de leche. Al Arzobispo, le han colado un gol por toda la escuadra, y seguro que con los años, en otra diócesis o en otros menesteres, Su Excelencia termina por pensar en voz alta, que su obrar sería distinto escuchando todas las partes.

Pues ese es mi deseo, que no sienta la culpa por esta injusticia en un futuro lejano.
Que el Señor le ilumine y la Virgen le proteja.

Nota del 5 de febrero
Como indica en su decreto (publicado parcialmente hoy día 5 por la Hermandad en su web, aunque venga con fecha de un día anterior... para variar) daremos testimonio de fe, de unidad y de caridad, dolidos por no ser atendidos ni oidos por el padre que esperábamos en la figura de nuestro Arzobispo y entendiendo que sólo puede haber caridad en la verdad. Y por eso mi ejercicio de dar a conocer la verdad de lo acontecido; la verdad que conoce un hermano de un Cabildo y no las medias verdades filtradas a los medios.
Pero debe saber el Sr. Arzobispo que la herida causada en el cuerpo de esta corporación tardará en cicatrizar y reiterando que sin argumentos "pastorales" una discrepancia con el fondo y forma de lo acontecido y de la actuación de nuestros responsables no rompe nada.
Y el futuro pondrá a cada uno en su sitio y que el Señor nos perdone nuestras muchas faltas, sobre todo las mías.

Señor de la Resurrección, ten piedad de nosotros.
Santa María del Triunfo, ruega por nosotros.

PS. Como dice el refrán, hoy en el Cielo, a mitad de una partida de dominó, estarán dos conocidos por todos, seguro que riéndose de las minucias por las que nos preocupamos y discutimos... y hasta habrán espetado al unísono aquello de que de la calle vendrá...
Y como me decía aquimiseñora, el mundo de las cofradías es un mundo hipócrita, con intereses creados y poco religioso, del que no me debía sorprender de tantas decepciones, aunque haya algunas pocas personas que valgan la pena.
Más razón que una santa. Se quedó hasta corta en su apreciación.

PPS. Lo que no sé yo si abrirme una serie de entradas sobre abusos litúrgicos en las celebraciones de la Santa Misa, abarraganamientos, etc. para darle vidilla al blog, pero con el niño, la niña que nos viene para julio... mejor dejarlo estar; que doctores tiene la Iglesia. Y como dice la imagen del blog, aunque disientas David, permanecerá cerrado por reforma.